Blog-hero-01.jpg

Noticias

 
  • lorenacadarso

El trauma sucede en personas y animales, pero se puede sanar, cortometraje "MAMA"

Desde esta realidad la ONGD COOPERA y la asociación congoleña COOPERA CONGO, con Lorena Aguirre Cadarso e Itsaso Velez del Burgo Guinea en el terreno, y el equipo de maravillosas personas congoleñas que comparten valores, se lucha para apoyar la vida tanto humana como animal. Porque todos somos uno.


Crear un posible camino de liberación del trauma para que puedan enfrentar y rehacer sus vidas, personas o chimpancés. El objetivo es priorizar sobre la vida, y poner en valor la importancia del amor para recuperar las ganas de vivir, sean de la especie que sean. Justicia en un mundo en pandemia y terribles desigualdades.


Desde el estudio del comportamiento animal, se ha dicho que los mamíferos no se traumatizan porque tienen mecanismos intrínsecos para recuperar la homeostasis. Y esto es cierto, ya que podemos ver el uso de la inmovilidad tónica o tanatosis ("hacerse el muerto") como mecanismo de defensa ante predadores. En este estado el animal/persona no se puede mover o gritar, desciende la tasa cardiaca y la frecuencia de la respiración, y el cuerpo segrega una gran cantidad de endorfinas para atenuar el dolor en caso de daño físico. Una vez pasado el peligro, el animal comienza a temblar para disipar las hormonas anestesiantes, y recuperar las funciones básicas del Sistema Nervioso Autónomo (digestión, tasa cardiaca, frecuencia respiratoria ect).


Pero también sabemos, que si el animal o persona, no consigue escapar de la situación, mediante el ataque, la huida o la congelación, aparece la indefensión aprendida. Esta teoría, surgió por los "controvertidos" experimentos del Doctor Martin Seligman que realizó con perros, que al no poder dar una respuesta efectiva contra el estimulo negativo, acaban tolerando los estímulos de dolor sin resistencia y dejan de probar maneras de escapar para no recibir la descarga eléctrica. Esto se traduce en un estado psicológico de apatía, donde ya no se puede controlar ni predecir acontecimientos vitales del día a día.


Algunos de los animales que son cazados y/o enjaulados, muestran estos síntomas. Algunas personas que han sido abusadas múltiples veces, dejan a un lado la responsabilidad que tienen sobre sus vidas, objetivos, existencia y se sitúan en un lugar de no lucha, de no esperanza.


Algunos chimpancés o monos, cuando llegan al santuario, presentan esta sintomatología como causa de los eventos traumáticos continuos que han experimentado. Algunos todavía intentan luchar, otros se aferran con desesperación a las madres sustitutas y otros se encierran en ellos mismos. Igual que con las personas, necesitamos darles un entorno de seguridad y cuidados cariñosos y atentos además de veterinarios para que empiecen a sanar el miedo y su sistema recupere la homeostasis.


Cuando este proceso se realiza de forma paralela entre una persona y un animal, donde ambos se prodigan seguridad y afecto, se produce la sanación mutua y aparece el cortometraje de "MAMA".


Como no todas las personas tienen una oportunidad tan hermosa para sanar, somos nosotros los humanos, los que tenemos que concienciarnos y crear "Templos para la vida" como el "Centro Psicosocial de MUTIMA". Un lugar donde haya profesionales (psicólogos, psiquiatras y asistentes psicosociales) que comprendan las bases psico neurobiológicas del trauma y sean capaces de trabajar con técnicas modernas que ayuden a reconducir los síntomas que no permiten a las personas disfrutar de una vida plena. En el CP Mutima, utilizamos una técnica corporal de liberación emocional que activa el mecanismo neurogénico del temblor, para regular su sistema nervioso autónomo, que se llama "Tension, Stress & Trauma Release Exercices" (TRE). Tanto en las terapias individuales como grupales, se explican los ejercicios y se acompañan los procesos. Los resultados no se hacen esperar, y normalmente vienen acompañados de explosiones de risas y alegría, producto de la liberación de emociones y sensaciones atrapadas en el cuerpo. Otras veces aparece el llanto o las ganas de llorar, que también son bienvenidos, pero siempre con un acompañamiento profesional que evite el desbordamiento de la persona. La psicóloga Lorena Aguirre, es facilitadora de la técnica y acompaña a sus colegas de profesión en las sesiones.


En el "Centro de Rehabilitación de Primates de Lwiro" se entiende este principio de vida y por ello, cuando los bebés chimpancés huérfanos, llegan al santuario, después de que su madre y su familia han sido asesinadas, ha estado atado a un árbol con una cuerda, solo, al sol, bajo la lluvia, sin comida y sin ser atendidos sus llantos de protección, inmediatamente empieza la cuarentena. En ese periodo se realiza una recuperación física y psicológica junto con una "madre sustituta" que le proporcionará los cuidados que se requieran, pero sobre todo, que se sienta seguro en el entorno y protegido por una figura amorosa. Una vez que el bebé es capaz de reír, jugar, comer y beber y sus heridas físicas han sanado, podrá ser introducido en un grupo donde aprenderá de nuevo a ser chimpancé.


Gracias al Cortometraje "MAMA", hemos podido explicar todos estos procesos desde la magia del cine y el arte de una persona de gran corazón, como es el director de "MAMA", Pablo de la Chica. En noviembre 21, ganó el premio al mejor cortometraje documental del VII Festival de Cine Madrid Integra 7 arte.


La promoción de la salud mental salva y dignifica la vida.


La salud mental es ESPERANZA.


MUTIMA pone sonrisas en los CORAZONES.



103 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo